La reinvención del labial: Dale una segunda oportunidad a tu barra de labios

Saca tus labiales del cajón


En época de pandemia nos encontramos con dos claros bandos cuando hablamos de las usuarias del labial. Aquellas que no renuncian a disfrutar de sus labios maquillados (sin importar llevar mascarilla ni como acabe el labial al finalizar la jornada) y aquellas que prefieren dejarlo en un cajón y esperar a que lleguen mejores tiempos para él.


Si perteneces a este último, te va a encantar este blog. 


Pero si eres del tándem labial + mascarilla sigue leyendo. Al final te daremos algunos trucos para que tu maquillaje de labios sea mucho más duradero. 


Queremos que saques tus labiales del neceser, que nos los abandones y aprendas a darle una segunda oportunidad. ¿Quieres saber cómo? Toma nota:


Rubor

Seguro que esto ya lo has escuchado o incluso lo habrás hecho. Antes era muy común ver como nuestras madres o abuelas daban un toquecito de color en las mejillas. Le daban más viveza al rostro.


Seguro que estás pensando que si te pones colorete vas a volver a encontrarte con el problema de la mascarilla.


Pero la clave de este consejo está en el lugar en el que vamos a poner el rubor. Prueba a usar el colorete en forma de media luna comenzando en la parte alta del pómulo, rodeando la parte externa del ojo y terminando en la sien ¡Te va a encantar!


Sombra de ojos

En los párpados puedes encontrar varias opciones para usar el labial.


Puedes probar a usarlo como primero y sobre él aplicar tu sombra de ojos en polvo a juego. Así potenciamos el color y aumentaremos su duración.


O también puedes usarlo como sombra de ojos en crema, consiguiendo el efecto fresco y jugoso que tanto vemos en editoriales de moda.





Delineador de ojos


Sí sí, has escuchado bien. No te encasilles en el clásico negro o marrón,  y dale un punto de atrevimiento a la mirada. 


Usa tus labiales más intensos a raíz de pestañas  y crea divertidas líneas en malvas, fucsia, corales, rojos.


Si te preguntas cómo hacerlo, solo tienes que coger un pincel pequeño (si es sesgado mucho mejor porque suelen tener más dureza). Mancha tu pincel con el labial y delinea tu ojo como si fuese un lápiz


Si quieres que duren todo el día aplica sobre ellas sombra de ojos del mismo tono con el mismo pincel sesgado y fíjalas.




Pestañas

Un consejo para las más atrevidas, dale un toque divertido a tu mirada poniendo colores a tus pestañas. 


Para ello, una vez que apliques tu máscara de pestañas, con un pincel tipo espiral coge el color que quieras poner y peina el pelo, insistiendo sobre todo en las puntas.


Toques luminosos en la piel

Si tienes en el cajón labiales de tonos naturales y brillantes, aplícalo en puntos de luz como el centro de la frente, en el párpado inferior, el superciliar o la parte alta del pómulo.


Conseguirás darle al rostro un toque luminoso y conseguir un efecto glow.


Si temes que quede demasiado vistoso, aplícalo antes de poner tu fondo de maquillaje en las mismas zonas para que quede más natural.




Todo es posible


No, no nos íbamos a olvidar del consejo para el bando de las “pro-labial”. 


Aplica un toquecito de tu fondo de maquillaje en los labios, pon tu labial y aplica con una borla un toque de polvo translúcido para conseguir un labial a prueba de mascarillas.


¡Ya sabes, pon en práctica aquellos consejos que se adapten a ti!